ATRACCIÓN SEXUAL NO RESUELTA


EN LA CABEZA

Cuando un hombre y una mujer sienten una atracción sexual mutua e irrefrenable, es muy interesante analizar lo que hay en la cabeza de cada uno de ellos, cómo piensa un cerebro masculino en esa situación y cómo lo hace uno femenino. Son tan diferentes sus comportamientos y actitudes, que es casi un milagro biológico que al final acaben juntos en la cama. He aquí la increíble historia de Alejandro e Isabel. Y he aquí la anatomía de sus pensamientos ante cada situación acaecida.

Alejandro es un chico guapo, deportista, simpático, ardiente e intelectualmente bastante cortito. Isabel es muy atractiva, y aunque no ha hecho deporte en su vida, posee una prodigiosa genética que le otorga una cara bonita y un sugerente cuerpazo esbelto lleno de curvas. Además es muy comunicativa y romántica. Cree en la fuerza del destino, es decir, que las cosas nunca pasan porque sí, sino que están predestinadas de antemano para que sucedan.

cerebro_mujercerebro_hombre


EN EL SUPERMERCADO

Una calurosa tarde de verano, después de entrenar varias horas en el gimnasio, Alejandro se fue al Supermercado a comprar bebidas isotónicas. Llevaba una camiseta ajustada que dejaba ver sus trabajados músculos. Mientras andaba con el carrito de la compra por los pasillos, al doblar una esquina chocó con el carrito de Isabel. Ambos se miraron de arriba a abajo antes de decir nada. Y ambos experimentaron una atracción sexual bestial.

choque_de_amor


Alejandro lo primero que pensó fue: “¡Madre de Dios qué pivón!” Pero le dijo a ella: “Lo siento mucho, iba distraído.”
Y ella contestó: “No te preocupes, no ha sido nada.” Mientras pensaba: “¡Mumm! ¡Qué guapo y qué cachas está! Ojalá que entable conversación conmigo”.
Pues deseo concedido. Alejandro empezó a hablar con ella de temas insustanciales pero divertidos. Ella no paraba de reír. Siguieron haciendo la compra juntos. Flirtearon y acabaron en la misma cola para pagar en la caja. Allí Isabel le preguntó si sabía quién era el grupo que estaba sonando en ese instante en el hilo musical. A lo que él respondió que sí, era REM, su grupo favorito. Y entonces tuvo la genial idea de proponerle a Isabel que la acompañara hasta su casa para grabarle un Cd con sus temas favoritos de REM y de paso tomar algo mientras escuchaban música. Y ella aceptó.

carrito_de_amor


EN EL ASCENSOR

Llegaron al portal donde vivía Alejandro, entraron en el ascensor, Alejandro apretó el botón del último piso, se cerraron las puertas y se dispararon las miradas furtivas de deseo acompañadas de un silencio incómodo. Y como si ese pequeño habitáculo cerrado fuera el mismísimo templo del placer, la tórrida imaginación de ambos echó a volar:

Alejandro pensó: “¡Buff! ¡Pero qué cachondo me ponen los ascensores! Se me ocurren muchas cosas que podría hacer aquí dentro. ¡Isabel está tremenda! ¡Qué ganas de despelotarla! ¿Y si aprieto el botón de Stop? ¡Ya está, encerrados! Me acerco a ella y le empiezo a comer la boca a lengüetazos, mientras le toco el culo con una mano y con la otra sus tetas. ¡Dios! ¡Necesito verlas y sacarlas de ahí! Así que le arranco de cuajo los botones de su blusa: ¡CHAS! ¡CHAS! ¡CHAS! Y empiezo a chuparle los pezones. Ella gime suavemente, parece que le gusta. Luego le subo esa minifalda ajustada que lleva. Voy a meterle un dedo a ver qué tal. Lo saco. ¡Buff! Está súper mojada y excitada. Así que vuelvo a meter y sacar mi dedo una y otra vez, hasta que le aparto a un lado sus braguitas. Me saco la polla y se la meto. “Ayyy”, suspira ella. Y empiezo a follármela de pie, cogiéndola de sus muslos la sostengo en el aire contra la pared del ascensor, empujando muy fuerte mientras me rodea la espalda con sus piernas y apoya sus manos en mis hombros. Ella gime con cada embestida. Y yo estoy cada vez más excitado. Sigo empujando y empujando hasta que me corro dentro de ella. ¡Joder! Lástima que estas cosas sólo ocurran en las películas…

sexo_contra_la_pared


Isabel pensó:
 “¿Y si se estropeara ahora el ascensor y nos quedásemos atrapados? Eso significaría que estábamos desde el principio predestinados para que ocurriese esto. ¡Sería tan excitante! Este chulazo y yo atrapados sin salida, aquí solitos. Yo le miraría con mis ojitos de gata traviesa y él excitadísimo caería rendido a mis pies. Entonces se acercaría poco a poco y me besaría en los labios. Luego en el cuello. Me estrecharía entre sus brazos y se apretujaría contra mí mientras noto cómo le crece algo por ahí abajo. ¡Dios! ¡Qué dulce encierro! Entonces él empezaría a acariciarme los pechos y mi culito. Y luego a quitarme la ropa, y yo me resistiría al principio, pero claro al final se saldría con la suya, porque esto está escrito en el cielo que iba a terminar sucediendo. El destino así lo quiere. A continuación me cogería con sus manos de la cintura, me alzaría contra la pared y yo le rodearía a su vez la espalda con mis piernas mientras me sostengo con mis manos en sus hombros. Entonces me penetraría y haríamos el amor apasionadamente. ¡Mumm! ¡Estoy súper excitada! Se me han subido los colores, espero que no lo note, qué vergüenza. Pero lamentablemente no creo que nada de esto vaya a ocurrir en este ascensor. ¿Qué pasará en su casa?”

pasion_en_el_ascensor


EN LA CASA

Entraron en la casa de Alejandro y él la invito a sentarse en el comedor, en el que había una mesa y cuatro sillas. Dejaron encima de la mesa su mochila, las llaves de casa, su móvil, las bolsas de la compra y su bolso. Él fue a por unas Coca-Colas fresquitas. Puso música de REM y empezó a grabarle un Cd. Y después se sentó enfrente de ella.
Empezaron a hablar, a conocerse un poco, a contarse sus vidas, a qué se dedicaban, etc. Y mientras, sus mentes empezaron otra vez a viajar por senderos de lujuria y pasión:


EN LA MESA

Alejandro pensaba: “¡Joder qué calentón tengo! ¡Es que está buenísima! Ahora mismo la cogería, la pondría encima de la mesa, al estilo “El cartero siempre llama dos veces”, y empezaría a besarla salvajemente, a meterle mano por todas partes, a tumbarla encima de todos los trastos. Su cuerpo boca arriba encima de la bolsa de la compra, de un manotazo saldría volando su bolso, una bebida se caería al suelo y la otra encima de nosotros. Entonces yo ya no podría más, le bajaría sus braguitas y empezaría a follármela, encima de ella, estilo misionero violador. ¡Ufff! ¡Ufff! Mis sacudidas son cada vez más fuertes. La mesa se mueve como si hubiera un terremoto. Y nosotros estamos tan concentrados en este súper polvo, que apenas nos damos cuenta de que suena y vibra su móvil, de que se cae de una patada la bolsa de la compra, de que se clava en su espalda mis llaves y la Coca-Cola derramada empieza a sentirse pegajosa por todas partes. Y entonces yo me corro salvajemente. ¡Ha sido brutal!”

el_cartero_siempre_llama_dos_veces



EN LA CAMA

Isabel pensaba: “Míralo ahí sentado, tan guapo, con esos brazos musculosos y esa sonrisa perfecta. Es tan simpático, educado y encantador. Seguro que pronto me dice que le acompañe a su habitación, que me quiere enseñar su colección de Cds de REM. Y entonces nos sentaremos muy juntitos al borde de su cama. Él empezará a soltarme un rollo sobre los orígenes de REM, mientras yo hago como que le escucho atentamente, pero sin apartar la mirada de sus labios y de sus ojos alternativamente. Entonces su boca se acercará poco a poco a la mía y me besará. ¡Mumm! ¡Por fin! Sus manos recorrerán todo mi cuerpo. Me quitará muy lentamente la blusa y la falda hasta quedarnos en ropa interior. Y seguiremos así un buen rato besándonos y frotándonos el uno contra el otro, hasta que ya no pueda más con esta dulce tortura. Entonces me desnudará completamente y empezará a penetrarme despacito al principio, y luego poco a poco aumentando la fuerza. ¡Así, así, así, por dios! ¡Me encanta! Hasta que yo ya no pueda más y tenga el mejor orgasmo de mi vida. ¡Mumm!”
 pasion_en_la_camad



EN LA INOPIA

Después de casi una hora hablando, los temas de conversación había ya que sacarlos con sacacorchos, en medio de largos e incómodos silencios.
Alejandro fue incapaz de pasar al siguiente nivel en su proceso de seducción. La cosa se había estancado sencillamente porque la conversación ya no daba más de sí. Tendría que haber hecho algo más, ser valiente, arriesgarse, proponerle un juego, bailar con ella, llevarla a su habitación, enseñarle su colección de soldaditos, no sé… ¡¡Algo!! Pero no hizo nada porque como ya dijimos al principio, es un poco cortito, y lo único que se le da bien es enrollarse con una tía que está bailando borracha en la discoteca y que se lanza a sus brazos. Y cuando uno es un inepto y un cobarde, por lo general no sólo no lo reconoce, sino que echa la culpa a los demás: “¡Buahh! Esta tía pasa un kilo de mí. Ha venido aquí a calentarme y luego nada de nada. Solo quiere su puñetero Cd de REM. Pues se lo doy y ya está. Y que se vaya a la mierda.”

Ella: “¿A este tío qué coño le pasa? ¿Es que no ve que estoy deseando que me bese? ¿Por qué no me propone algo? Sencillamente, ¿por qué no se levanta de la mesa y me coge entre sus brazos y me da un beso? No lo entiendo. A menos que… ¡Claaaaro! ¡Ahora lo entiendo todo! Un chico tan cachas, tan simpático, tan amable y tan encantador… ¡Es gay! ¿Pero cómo no me habré dado cuenta antes? Y después de una hora aquí hablando con él debe pensar que soy estúpida y además una pesada… ¡Qué vergüenza! ¡Me voy de aquí ya!”

Él: “¡Vaya cara de aburrimiento que tiene! Ahora me dirá que es muy tarde y que se tiene que ir.”

Ella: “Bueno Alejandro, me tengo que ir, que tengo un montón de cosas que hacer. Muchas gracias por el Cd. Ya nos veremos. (Espero que no me pida mi número de móvil).”

Él: “Ok Isabel. Ha sido un placer grabártelo. Espero que te guste. Pues nada ya nos veremos. (Yo a esta no le pido el móvil ni loco, seguro que me da uno falso…)”

Ella: “¡Bye bye! (¿Cómo no me di cuenta antes de que era gay?).”

Él: “¡Ciao! (¿Cómo no me di cuenta antes de que era una calienta pollas?).”

problemas_de_pareja


EN LA SEDUCCIÓN

Como veis, los hombres y mujeres están maldecidos por el Amor Cruel, condenados para siempre a no entenderse nunca, ni siquiera cuando sus intereses son los mismos. La mayoría de los hombres necesitan un Curso Intensivo de Cómo Entender el Pensamiento Retorcido de una Mujer. Y a ellas no les vendría mal el Curso Intensivo de Cómo Lanzar Señales Visibles de Interés para Hombres muy Cortitos.

Alejandro no entendió por qué en el Supermercado ella mostró gran interés por él, e incluso accedió a venir a su casa, y luego ese presunto interés desapareció. E Isabel no comprendió cómo un chico podía pasar tanto de ella y no desearla sexualmente, hasta el punto de llegar a la conclusión de que era gay.

Por lo general, la mujer nunca dará el primer paso en la seducción, es el hombre quien tiene que hacerlo. Y aquí ya es más una cuestión de valentía, que de guapura. Son los hombres seguros de sí mismos y valientes, ya sean feos, normales o guapos, los que se lanzan, los que triunfan, los que se llevan el gato al agua (o mejor dicho: el conejo a la cama). Sin embargo, por muy guapo que sea un hombre, si es un soso, un gris y un tímido, se quedará por el camino y fracasará.

Pues eso, que todos los triunfos nacen cuando nos atrevemos a comenzar. Así que ya sabéis, los hombres necesitan valentía, y las mujeres dar señales claras de interés. Pero desgraciadamente me temo que la mayoría de las mujeres nunca te darán indicios evidentes de interés por ti, así que es mejor que empieces a saber cómo identificar e interpretar esas pequeñas señales que sutilmente emiten. Pero de eso, ya hablaremos otro día en nuestra clase teórica de seducción acelerada.

Y en agradecimiento por haber leído tan atentamente mi relato, voy a recompensar a mis lectoras con el Tráiler Oficial de la Película 50 Sombras de Grey, que como sabéis es el remake cinematográfico del libro que lleva el mismo nombre, y que a través de sus relatos eróticos, ha revelado a muchas mujeres todo un desconocido y sensual mundo de placer y goce que no imaginaban que pudiera existir. ¡Que lo disfrutéis!


Respecto a mis lectores, ellos ya saben cómo auto-recompensarse solitos, por ejemplo en
 youporn  😉


By Jesús Navarro Tordesillas

Facebook  LinkedIn  Twitter  Google+  CVGRAM

Anuncios
Deja un comentario

2 comentarios

  1. ClaraDos

     /  29 enero, 2013

    Desde luego que existirán más clases de tíos y de tías por ahí, pero aciertas al generalizar hablando de los que no son capaces de gestionar las oportunidades o de generalas; y de las que no consiguen atreverse a dar el paso definitivo, ni a dar señales inequívocas para que el otro lo haga.
    Ojala tu relato sirva para ayudar a muchos y muchas a “cambiar” algunas cosillas de su forma de ligar, y así conseguir que todos disfrutemos más y mejor.
    Sigue escribiendo J.N. !!!!!

    Responder
    • Mis relatos son un fiel reflejo de las actitudes y comportamientos de mucha gente que he conocido a lo largo de mi vida. Si esto puede ayudarles a ligar, pues mejor. Pero el objetivo primordial de este Blog es aportar un punto de vista crítico e irónico sobre las relaciones amoroso-sentimentales y sobre el pensamiento masculino y femenino, siempre en guerra pero en el fondo deseando amarse el uno al otro.
      Gracias por tu comentario ClaraDos!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: